SOBRE NOSOTROS

55 años al servicio de Bolivia y de la Iglesia Cristiana para la gloria de Dios

NUESTRA HISTORIA

En 1957 el misionero metodista Murray Dickson, inicia las actividades del Proyecto Heifer en Bolivia, el cual contribuyó a la seguridad alimentaria y a mitigar la pobreza y el hambre de muchas familias y comunidades. Muere trágicamente en un accidente camino a Caranavi y es otorgado de manera póstuma la condecoración del Cóndor de los Andes.

También en 1957 tiene su inicio la Comisión de Alfabetización y Literatura en Aymara, con un impacto importante entre las comunidades aymaras de todo el occidente boliviano ministerio que hasta hoy sigue editando, imprimiendo y distribuyendo material cristiano tanto en español como en aymara. El producto bandera, es el ya famoso Himnario CALA

En la década de los 60, durante un tiempo de crecimiento significativo del pueblo cristiano evangélico, se fundan las asociaciones de Iglesias Evangélicas Unidas, tanto en Cochabamba como en La Paz, al igual que la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia, cuyas Bodas de Oro se celebraron con la presencia del Presidente Evo Morales, el 31 de octubre de 2016

En 1972 Julio Cesar Ruibal, habiéndose convertido a Jesucristo en los Estados Unidos llega a Bolivia y comienza a predicar el evangelio acompañado de milagros. Su ministerio tiene un impacto nacional e internacional. Su vida es cegada en Colombia por narcotraficantes.

NUESTRA MISION

La misión de ANDEB es servir a la Iglesia Cristiana Evangélica en Bolivia y sus organizaciones, integrándolas, aprovándolas, promoviéndolas, fortaleciéndolas y representándolas para la extensión del reino de Dios, la recuperación de la dignidad humana y el servicio a la sociedadad

NUESTRA VISION

Los miembros de ANDEB, obedientes a Dios en Jesucristo, viven la unidad en la diversidad y promueven la cooperación entre ellos, siendo gestores de reconciliación y de servicio para la sociedad y el Estado Boliviano.

NUESTROS VALORES

Para entender más a fondo la importancia de nuestros valores debemos saber que un valor significa crecimiento.


Cuando nos llenamos de emociones negativas que no nos ayudan a crecer como persona tan sólo nos alejaremos más de Dios.


Los valores cristianos van regidos hacia las revelaciones religiosas de hace aproximadamente 2000 años atrás.

Son aquellos que Dios ha querido mostrarnos para poder aprender de ellos y mejorar como personas.

Los valores podrían considerarse un motor en la vida. Es necesario aprender y poner en práctica cada uno de ellos, ya que lo que brindamos al prójimo volverá multiplicado en bendiciones a nuestra vida.

El evangelio es de importancia, la práctica del mismo también lo es.

Debemos tener plenamente confianza en él. Respeto, Amor, Compañerismo, Responsabilidad, Honestidad, Pulcritud, Sinceridad, Confianza, Lealtad, Compromiso, Superación, Obediencia, Amabilidad, Justicia, Fidelidad.

NUESTRA DECLARACION DE FE

La Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia declara que cree en:

a) Las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento en sus 66 libros como plenamente inspirados por el Espíritu Santo y que constituye la autoridad final, única e indispensable para la Iglesia de Cristo.
(2da. Timoteo 3:15-17, 1ra. Pedro 1:19-21)

b) La existencia de un solo Dios eterno en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
(San Juan 1:1; 15:26, Efesios 2:18)

c) La Deidad de Nuestro Señor Jesucristo, su nacimiento virginal, su vida sin pecado, sus milagros, su muerte vicaria y expiatoria mediante su sangre vertida en la cruz, resurrección corporal su ascensión a la diestra del Padre y su regreso en poder y gloria.
(Hebreos 4:15; Colosenses 2:9; San Juan 1:14)

d) La depravación total del hombre como resultado de la caída de Adán.
(Génesis 1:26; Romanos 5:12)

e) La salvación por gracia solamente por medio del arrepentimiento y fe en la obra redentora de Jesucristo y la regeneración obrada por el Espíritu Santo en El.
(Efesios 2:8-9; Romanos 8:37-39)

f) El ministerio actual del Espíritu Santo, quien morando en el creyente hace posible que este viva una vida santa.
(San Juan 17)
g) La resurrección de los salvados a la vida eterna y de los perdidos a condenación eterna.
(Daniel 1:12; San Juan 5:28-29)

h) La unidad y comunión espiritual de los creyentes en Nuestro Señor Jesucristo.
(Hebreos 10:25; 1 Corintios 12:12; San Mateo 16:18)